lunes, 27 de diciembre de 2010

Verdad

Oímos, no oímos. Negamos...


La verdad es... cruda, complicada, fría. Como un balde de agua helada, te sorprende, te asusta.


y no siempre quieres recibirla. No la buscas ella te encuentra


La verdad lleva consigo enfrentamientos, decisiones, valor. VERSE a uno mismo. Ver las cosas como son


No podemos, simplemente aventar el balde y dejar que el otro se arregle con todo su desastre. El agua tiene que ser tirada con sutileza, deslizándose despertándonos lentamente.


Eso es cosa de tontos, de niños. Tu cerebro no es lo suficientemente fuerte para recibirla, tenemos que resguardarte de los picos filosos para que no te cortes.


Si, podes afrontar la vida, debes afrontas el shock que la verdad te provoca.


Para así admirarla en su totalidad, verla, analizarla y decirle a la verdad, que no es quien ella cree. Que también ha estado viviendo una mentira.


Nada existe en su totalidad, solamente distribuido en pequeñas piezas.


No todo el mundo quiere saber la verdad, y creo que ella tampoco esta interesada en saber de todo el mundo.