domingo, 26 de diciembre de 2010

Ice stop being ice

Distorcioname.
Derretime
Incendiame


Pero dame el pase para cambiar.


Firma el contrato, Cerra la apuesta. 


Rompe las Reglas


No creo que el viento de cambio sea un estado, por que no somos completamente volubles, bueno, no todas las personas lo son, quizás y solo quizás, no afirmo ni niego nada. El Viento de cambio, sea mi estado. Mi frecuencia ¿me entienden?


Porque, si lo pensas bien, el viento, viene, sopla, disturba y se va. Nadie vive en un huracán continuo, solamente tiene estados de transición tormentosos, turbios, difíciles. 
Tiempos de cambio.


A mi me gusta estar en el ojo del huracán, ser mi propia tormenta... Marearme


Pero cuidado porque tu propia sangre también te ahoga