martes, 29 de noviembre de 2011

This is it

SHOW TIME IS OVER

Es hora de bajar el telón, la función de hoy y la de el resto de sus vidas ha sido, permanentemente cancelada.

Una de esas cosas que dices en voz alta, para creer. Cuando sabes, desde el primer nano segundo en que las piensas, que son cien por ciento mentira.


Nos criamos y crecimos en un teatro constante, en una función sin fin, el acto eterno de las apariencias. Siempre bajo el radar, las luces, y nunca sola.

Pero toda esa luz, solo creo oscuridad, y tantas compañías, pura soledad.

Los ojos que te miran no son los que te cuidan, si no los que juzgan y las luces no intentan alumbrarte si no cegarte.


Soy consciente de todos los disfraces, mentiras, hilos y sabotajes que hubo en el espectáculo, veo las huellas y secuelas que dejaron. 


Solo fuiste una estrella fugaz mas, que jugo a la merced del director.

Renuncia, deja tu amado y odiado show,  arriesgate a no vivir una mentira, tene el valor de ser lo que queres.

A pesar de todo esto, sabes que nunca te vas a ir, porque amas el drama y no vivis sin el.

Tu mayor actuación es esta, todas las introducciones de un abandono, que nunca se concreta.

¿Eso quiere decir que estoy destinada a las tragedias? 


Esto quiere decir que sos demasiado cobarde para dejar de actuar, que el formato de la obra nunca va a cambiar, ni los personajes, ni los nudos y el desenlace... La llamada "resolución" no va a llegar, a menos que pongas un punto final, pero eso no esta en tu historial.

No se puede cambiar lo inevitable, ni girar un cerebro.

Dale vida a tus letras, hace verdades de tus mentiras, salite de las lineas, lo que sea... rompe tu estereotipo.


La mejor forma de acabar una tragedia, es con una muerte.