viernes, 25 de noviembre de 2011

Miss Nothing

El mayor de los espejismos, gran conjunto de abstracción e incomprensibilidad se ha convertido en una escultura de cristal, frágil, fina, reluciente y transparente.

Ahora todos saben todo, no hay nada mas que esconder y por lo tanto no hay peligro.

No existe un riego mayor al que ya te has expuesto, no puede haber nada peor que escuchar que lo que ya sospechas. 

Entonces, ya no importa que vean, lo que sos, lo que pensas, lo que te importa, preocupa. 
Cuanto de vos hay en cada una de esas cosas, cuanto te esfuerzas por llegar y cuanto te molesta no hacerlo.

Cada una de las capas se fueron cayendo, poco a poco, con cada letra y cada idea. Te volvías mas humana, ya no quedaban rastros de Miss nada.

Una sombra de misterio, recubierta por una fina capa de duro hielo. 

Ahora existe un sol que brilla atravez de vos, que te derrite, y sabemos que en algún momento te quemará, si es que no lo esta haciendo ahora.


No queda nada mas que perder, pero creo que tenes mucho por ganar.