lunes, 18 de abril de 2011

Blood on my hands

A decir verdad, creo que tenia razón, cada día nos parecemos mas, lo peor es que, odio eso.

Intenté estar lo mas lejos posible y no pude, me miro al espejo y estas.

Lo llevamos en la sangre.

Puedo calificarte como una epidemia, virus, infección.

No, no te quiero exterminar, solamente hacerme inmune.

Parece que todos mis esfuerzos solo reforzaron la causa, el efecto.

Y aunque te considere un tirano, fui corrompida por igual o quizás peor.

Hoy, hay sangre sobre mis manos, es mas espesa que el agua y difícil de lavar.

Claro, claro, no pretendo que todo se vaya con el viento a si nada más.

Siempre quise cambiarte y resulto lo contrario. Acá no encaja la parte de "aceptarnos como somos" aun que lo hicimos desde un primer momento y hasta ahora nos soportamos..

Quiero, las diferencias, muy bien marcadas y las mejoras con sus beneficios. Irme a los extremos; todo o nada porque en este punto medio es cuando siempre perdemos el equilibrio, no es que la cuerda este rota, simplemente no sabemos avanzar.

Para la colisión de densidades.

No desparrames todo.

Quiero manos limpias y sangre pura.