lunes, 28 de marzo de 2011

Jaula de niebla

Se que no alcanza solo con soñar, hay que trabajar en ello.

Ya te lo dije, no puedo protegerte los días sin sol, tampoco puedo encontrarte al crepúsculo, a esa hora, las sombras se distorsionan y mezclan.

No pierdas la forma.

Te aseguro que este molde esta tan bien hecho, que siento como si tuviera grabado el símbolo de marca registrada en mi cuello, tatuado un código de barras.

Cada vez que la luz se va, hay un riesgo, que reside en los demás.

no tengo miedo a la oscuridad, si no a lo que en ella se esconde.


Por eso dicen, no abras tres ojos en la noche, con dos es suficiente show de horrores.

No podes guardarme del mundo, aun que lo intentes aun que así lo quieras, aun que el blanco encaje perfecto con mi estatus.

No se puede evitar que las cosas salgan a flote, y hay muchas cosas subiendo hacia la superficie.

Ni te haces una idea de cuanto lo odio.


Es lo que hay, solo tenes que soportar, un poco mas, ¿no vas a darte por vencida ahora no?

Todo lo que tengo para decir: estamos hasta el cuello, pasando el código de barras.

No escapes, no te rindas.

Se que la meta esta lejos, pero todavía queda un paso mas por dar.

Si vamos a seguir corriendo, o dejar de respirar aire.

Los competidores son maliciosos, hay que salir como campeón  y olvidar la carrera de la muerte...

Conseguí tu bastón, toma el ultimo respiro y cruza la linea, se termina el tiempo, vienen las nube y traen a la niebla.

No mas días con sol, podrías evitarlo

Ella te dejará solo, perdido, atrapado, pero no si yo puedo evitarlo. Hay que pintar el sol, trasladar los colores, ganar la carrera y retirarse de este juego macabro.

Los barrotes no son nada mas, que aire turbio.