martes, 1 de marzo de 2011

Gamer

No me gusta perder.

Siempre busco ganar, no por competencia, por auto superación, por... no tener esa horrible sensación de que la victoria no es tuya, si no de alguien mas.

De eso se trata, uno pierde para que otro gane.

Mi madre una vez me dijo que la vida no se trataba de ganar, que yo tenia que madurar, y dejar esas ideas infantiles.

Pero sigo pensando que ella no entiende de lo que hablo.

No es solo el sentimiento de sentirte un ganador, porque todo eso se basa en el ego que uno tenga, el mio es bastante importante, por eso, no me quiero arriesgar a perder, aun que eso conlleve privarse de ganar.

Quiero decir, es la fuerza que le pongas, la densidad de tu voluntad, sin eso no existe ningún ganador, no de sentimiento, si no de el acto de ganar.

Hoy perdí, por dudar.

Y si, la gloria conlleva un montón de cualidades; fuerza de voluntad, decisión, pasión y sobre todo dedicación. Interés y sentimiento.

Vos no ganas la carrera solo por amor al premio, lo haces por las ansias de abrazar la meta.

Me gusta ver la vida como un juego, por que eso me hace ser mejor jugadora.

No es un circuito cerrado, es un lugar donde todos son componentes influyentes de el.

Donde cualquiera puede perder millares de veces y volver a empezar donde se quedo.

Donde tenes tanta vidas y tantas fichas, chances y posibilidades, como vos te permitas.

Todo va en vos.

Cada uno tiene sus estrategias, yo me inclino por zigzagear.


Un ludópata voluntario.