domingo, 14 de agosto de 2011

Just do it

Según ojos ajenos, vive un triangulo, en el interior de su corazón, de tu corazón y del mio.

Tres puntas que mágica pero desastrosamente se conectan, ¿porque todo es tan relativo?

No podía simplemente sentarme a esperar y puuuf! todo pasa en un segundo, las cosas que queres se cumplen y las otras se descartan.

Ahora si hay que moverse por una misma, calzarse botas, meter el pie en barro hasta la rodilla, ensuciarse lo mas posible, pero llegar al objetivo, alcanzar lo que queres.

Simplemente hacerlo, sin un plan, sin un estrategia, sin consecuencias, es esto.

El impulso voluntario y explosivo de cambiar las cosas.

Convertirlas en lo que vos queres y no guiarte por un tiro que posiblemente haya derrumbado todo lo que levantó.

Un arma de doble filo, con la que tenes el gusto de lastimarte