miércoles, 8 de junio de 2011

Hybris

Pecado de exceso.

¿Y que veo? Exceso de mentiras, de apariencia, de imágenes, de espejismos.

No intentes jugar con fuego imaginario por que tu propia mente te puede quemar.

Predicas sentimientos que no conoces, que solamente te transmiten falsamente los medios, juras sentir algo que no palpas.

Construir un muro de mentiras para terminar ahogándote en un mar de injurias.

El publico te aclama, extrañan tu show.

Por otra parte tenemos a la estrella principal, con reputación de plástico, cerebro de pop y ojos de vidrio.

El modelo que los infantes parecen seguir, algo que destruye nuestras bases.

La estrella hace lo que el publico demanda, se adapta a todas las ridículas vanguardias, e idolatra el metal, el crédito  la fama.

Los espejismos: constitución del todo.

Acto principal del circo

y seguramente lo que mas te gusta ver.

Engaños de lo que no es, y queres que sea.

Tu mentira favorita, la que vos mismo creas y te tragas.

Lastima que haya gente a la cual le gusta vomitarte en la cara.


Si tus ojos no ven, están los demás